El aumento de los migrantes en los últimos años puso en evidencia las dificultades que presentan muchas instituciones públicas para su inserción; un ejemplo concreto es la demora que implica revalidar sus estudios en el exterior. Con el objetivo de disminuir los “períodos de tiempo extremadamente prolongados” que en muchas facultades lleva el trámite de reválida o de reconocimiento de títulos, grados académicos y certificados de estudio extranjeros, la Universidad de la República (Udelar) aprobó el martes un instructivo que reduce a un máximo de cuatro meses la resolución.

Al aprobar esta herramienta, el Consejo Directivo Central (CDC) tuvo en cuenta “el incremento sistemático observado en las solicitudes de reconocimiento de títulos o de avance en la carrera provenientes del exterior o de otras instituciones universitarias nacionales” y que la Udelar “debe contestar en plazos razonables dichas solicitudes, en tanto la duración de los trámites puede ocasionar perjuicios relevantes en los solicitantes en términos de imposibilidad de avanzar en sus estudios”, señala la resolución. El instructivo fue elaborado por el prorrector de Enseñanza, Fernando Peláez, y la Dirección General de Jurídica. Peláez recordó que a fines de 2017 Jurídica había modificado la normativa para que el pedido de reválida no tuviera que ser analizado también en esa área, por lo que el trámite quedó únicamente a estudio de la facultad o servicio correspondiente, y comentó que hay experiencias en que los trámites “duraron años”.

El instructivo determina que una vez formado el expediente con la solicitud se lo remitirá “de inmediato” al director de la carrera correspondiente, que tendrá un plazo de 30 días corridos para elaborar una propuesta de resolución y presentarla ante la comisión de carrera. Esta comisión encargada del estudio sustancial tiene 45 días para resolver sobre el pedido; podrá hacer consultas simultáneas a las estructuras académicas del servicio, que tendrán 30 días de plazo para expedirse. Si para cuando se cumplan estos plazos no hay una respuesta, la propuesta del director de carrera “se considerará firme, y el expediente se elevará al Consejo o Comisión Directiva para que adopte resolución”.

Además de este proceso, el instructivo fija un plazo máximo de 120 días corridos a partir de la resolución para expedirse sobre los pedidos de reválida que están en trámite actualmente en los servicios. La nueva normativa también permite la inscripción provisoria del estudiante que haya presentado una solicitud de reválida, que quedará condicionada a una resolución favorable del trámite. A su vez, habilita la inscripción condicional en la Udelar de los estudiantes que hayan terminado la educación media superior en el exterior y que estén tramitando el reconocimiento de esos estudios.

El martes el CDC también consideró la derogación de una resolución de 1987 que establece una serie de requisitos para el ingreso de estudiantes extranjeros, por ejemplo, que tengan tres años de residencia en el país. Peláez informó que se propuso la derogación de esa norma para que “cualquier persona que tenga cédula de identidad uruguaya y haya revalidado los estudios de educación media superior pueda inscribirse en cualquier carrera de la Udelar, en las mismas condiciones que los uruguayos”. El prorrector admitió que ese cambio es “algo que tiene pendiente la universidad”, ya que la Ley de Migración establece que los inmigrantes deben tener los mismos derechos en el acceso a la educación que los uruguayos. El punto no fue aprobado porque la Mesa del Área Salud pidió su postergación, ya que el próximo lunes tomarán una postura sobre el cambio, y quedó para resolver en la próxima sesión.

Una guía

El Ministerio de Educación y Cultura (MEC) inauguró el martes un punto de atención y asesoramiento a migrantes en temas educativos, que funciona en el hall de IMPO (Centro de Información Oficial), que queda en 18 de Julio 1373, o a través del correo electrónico educacionmigrantes@mec.gub.uy, con el objetivo de brindar información y orientar a quienes llegan a nuestro país y quieren vincularse con el sistema educativo. En la oficina no se harán trámites, pero se centralizará toda la información sobre documentación y trámites que se exigen para el reconocimiento de los estudios o la inserción en los distintos subsistemas educativos. La propuesta surgió de un grupo de trabajo que funciona en la Dirección de Educación del MEC sobre políticas migratorias y educación, integrado por representantes de los organismos del Sistema Nacional de Educación Pública. A partir de junio, al frente del punto de atención estará Yoendris Lastre Bello, un cubano que llegó a Uruguay hace un año y que tiene un máster en Orientación Educativa.