Con The Monster Project Allies: Uruguay, los dibujos de crayola o témpera de los niños se convertirán en obras diseñadas por artistas profesionales. Uruguay es el primer país de Latinoamérica en el que aterriza esta iniciativa estadounidense. La idea es que los maestros de primer a tercer año de cualquier escuela –pública o privada– del país postulen a sus clases para participar en el desafío, ya que sólo un grupo será seleccionado; esos niños podrán dibujar, de la forma que quieran, un escenario donde aparezca la mejor versión de un monstruo que puedan imaginar. Después, artistas nacionales se inspirarán en las obras de los más pequeños para crear sus propias piezas siguiendo el estilo que los caracteriza.

El proyecto llega de la mano de Uruguay Computer Graphic (UY!CG), una organización sin fines de lucro que se encarga, desde 2011, de acompañar y potenciar el crecimiento de la industria de los gráficos virtuales en Uruguay. Desde organizan realizan un evento anual, pero este año decidieron ir por más y generar varias actividades relacionadas con el tema, según comentó a la diaria Matías de los Campos, uno de los coorganizadores de UY!CG. Entre esas actividades idearon el proyecto en su versión nacional; con la licencia original aplicarán el mismo proceso que en Estados Unidos pero con niños uruguayos.

Declarado de interés por el Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP), The Monster Project Allies: Uruguay busca ofrecerles a los maestros una excusa para introducir un poco más de arte en sus clases. El grupo que resulte seleccionado participará en un taller a cargo de los coorganizdores de UY!CG: “Se va a dar una pequeña clase de arte, en la que se estimula mucho al niño para sacar las ideas preconcebidas a la hora de dibujar; si no, dibujan cosas que ya conocen. Se cuenta qué es el arte y cómo se trabaja de eso”, detalló De los Campos, y agregó: “Es demostrar que sus ideas son importantes y es genial poder mostrarles lo que los artistas crearon a partir de su dibujo”. Los niños podrán explorar libremente la consigna y luego verán que son la inspiración para artistas que trabajan de dibujar, reafirmando la idea que el arte es una profesión legítima.

De los Campos aseguró que la restricción etaria es simplemente para que el niño no sea tan chico como para dibujar algo muy ingenuo, ni tan grande como para hacer algo demasiado detallado o copia de imágenes que ya hayan visto en películas. Por cada niño que dibuje va a haber un artista que lo reinterprete, ya sean 16 niños o 35, depende de la clase seleccionada: “Cada artista elige el dibujo que él crea conveniente para desarrollar su impronta. A partir de la elección tienen un mes para desarrollar su versión del dibujo del niño. Después volvemos a la clase y les entregamos a los niños ambos dibujos, el del artista y el suyo. El 24 de noviembre, en el evento anual de UY!CG, vamos a pasar un video de la entrega, se van a exponer los dibujos impresos y también los vamos a mostrar de forma digital”, explicó.

Fechas clave

3/9 al 28/9: los maestros pueden postular a sus clases 4/9 al 1/10: se reciben las postulaciones de los artistas 1/10: sorteo de la clase ganadora 11/10: jornada de dibujos en la escuela 16/11: los monstruos son entregados a los niños 24/11: se presentan todas las obras en la exposición de UY!CG

El evento en general surge como excusa para reunir a los artistas digitales uruguayos que están trabajando o comenzando a hacerlo en esta área. Para el coorganizador de UY!CG las actividades se tratan de “aportar un granito de arena a que la industria tenga un lugar para contar sus experiencias y fortalecerse. Es para que la gente sepa lo que se está haciendo; hay muy buenos artistas en Uruguay, hay escuelas de animación e ilustración, creo que desde 2011 hasta ahora este rubro se hizo cada vez más conocido y por eso cada vez más adolescentes cuando terminan el liceo saben que es una opción de carrera, algo que antes no pasaba. En Uruguay hay mucho talento en esta área y debemos difundirlo”.