El concurso Ideas que Viajan tiene nuevos ganadores. La iniciativa del Consejo de Educación Secundaria y el Ministerio de Turismo propone que liceales y profesores trabajen sobre temas relacionados con el turismo sostenible para el desarrollo, que involucra aspectos como el desarrollo cultural, económico y social; el turismo como derecho humano; el rol de los gobiernos locales en el turismo; los recursos naturales; el patrimonio histórico; y propuestas generales para hacer turismo. Durante la apertura de la ceremonia de premiación, el miércoles 23 en la Torre de las Telecomunicaciones, el director nacional de Turismo, Carlos Fagetti, explicó que el objetivo del concurso es que haya “un rescate de los lugares y memorias” en todo el país. Este año, en la tercera edición, se presentaron 19 proyectos en total: 14 de ciclo básico y cinco de bachillerato.

El proyecto ganador de la categoría de ciclo básico fue el del liceo 70 de Montevideo; los estudiantes trabajaron sobre el Frigorífico Artigas de la villa del Cerro, que está en el predio del liceo. Victoria Sequeira, profesora de Historia referente del grupo, dijo a la diaria que el proceso de creación “consistió en un plan anual en el que hubo un montón de microproyectos en los que participaron muchos estudiantes, de acuerdo con sus propias fortalezas”. Lucas Cruz, estudiante de 14 años del liceo, explicó que el proyecto “consiste en ver la historia del ex Frigorífico Artigas y lograr que en el recorrido del bus turístico de Montevideo se haga una parada para apreciar la historia del lugar donde nosotros vivimos”. Sequeira contó que, cuando hicieron un recorrido en el bus turístico durante una salida didáctica, “la única mención” que se hacía del Cerro era “cuando se atravesaba la calle Bulevar Artigas por Agraciada y se identificaba como algo a lo lejos: no había ninguna apreciación del barrio, y nosotros consideramos que no podía ser así”.

Presentación de los resultados del concurso Ideas que viajan, el 23 de octubre, en la Torre de Antel. Foto: Mariana Greif.
Presentación de los resultados del concurso Ideas que viajan, el 23 de octubre, en la Torre de Antel. Foto: Mariana Greif.

“Los premios son buenas oportunidades para involucrar a los estudiantes en lo que a ellos les gusta y con lo que se sienten cómodos. También son una instancia para escucharlos; los adolescentes tienen muchas cosas buenas para aportar y son muy innovadores”, dijo la profesora. Tanto ella como Lucas afirman que la idea es retomar el proyecto y ponerse en contacto con otras organizaciones del Cerro para valorizar la zona.

El proyecto ganador de la categoría bachillerato fue el del liceo 48 del barrio Manga, de Montevideo, denominado Conociendo Nuestro Origen. Camila Moreira, estudiante de sexto de Derecho del liceo, contó a la diaria que la realización del proyecto los “unió como grupo”. “Nos sentimos orgullosos”, dijo, y explicó que el proyecto busca dar a conocer la historia de la zona. “Queríamos sentirnos más orgullosos del lugar al que pertenecemos y resaltar la importancia de los bienes y del patrimonio, porque no son muy reconocidos en el barrio”. La joven explicó que el proyecto fue interdisciplinario e involucró a las clases de Historia, Literatura y Derecho, y comentó que hicieron una fiesta en el liceo para informar a las personas del barrio acerca de los distintos patrimonios históricos de Manga, como la Casa de Barro y el Castillete de Boiso Lanza.

Gladys Clavijo, inspectora nacional de Geografía e integrante del tribunal del concurso, dijo en el discurso de apertura que fue “muy difícil discernir” los proyectos ganadores de este año, ya que todas fueron propuestas “muy interesantes”. La jerarca destacó que “el proceso de trabajo multidisciplinario que han desarrollado los docentes jugó un papel muy importante”, ya que ayudó “al desarrollo de una ciudadanía crítica y reflexiva de jóvenes que están colaborando con sus comunidades”.