Desde 2011 la Universidad de la República (Udelar) impulsa un proceso de descentralización que consolide a las distintas regiones académicas del país. En 2014 se formaron los centros universitarios regionales (Cenur) del Litoral Norte y del Este y quedó pendiente el del noreste porque “no estaban dadas las condiciones tanto a nivel de la Udelar como de la región, que en sí que era muy débil”, comentó a la diaria el presidente de la Comisión Coordinadora del Interior (CCI), Rodney Colina. Sin embargo, “hoy en día están las condiciones dadas, hay una masa crítica importante de docentes y funcionarios y varias carreras con cientos de estudiantes”, agregó. El nuevo Cenur comprende a las sedes de Tacuarembó y Rivera y a la casa de Melo, en Cerro Largo. Hoy, el Consejo Directivo Central de la Udelar, votó 15 en 15 la conformación del Cenur y sus autoridades provisorias.  

La directora del Cenur Noreste será Isabel Barreto, antropóloga doctorada, que está radicada en la región desde 2014. Estas autoridades provisorias comenzarán su trabajo a partir del 22 de octubre cuando se instale el consejo oficialmente, luego de que el CDC sesione en Rivera (será la segunda vez que se haga fuera de Montevideo). Barreto y el resto de los representantes continuarán su trabajo hasta mediados de 2020 cuando la Udelar tenga elecciones generales. 

Actualmente en la zona del Cenur Noreste están matriculados 678 estudiantes en 18 carreras entre licenciaturas, tecnicaturas e ingenierías. Además, hay un plantel docente de más de 170 profesionales, la mayoría radicados en la región. 

En cuanto a la implicancia de este nuevo Cenur, Colina detalló que se dejará de pensar la gobernanza de forma local en cada sede para pasar a una estructura regional con órganos de cogobierno de los tres órdenes: docentes, estudiantes y egresados. Además, comentó que esta gobernanza regional permitirá formar “un mecanismo de trabajo y desarrollo, con un programa regional de enseñanza terciaria que implica repensar en clave regional la enseñanza a nivel de grado y posgrado, la formación de los departamentos académicos y un sistema de ingreso de estudiantes de carácter regional”.

Respecto al presupuesto, Colina remarcó que el noreste “sigue siendo una región deprimida en cuanto al desarrollo que tiene actualmente la Udelar, pero tiene condiciones muy parecidas a las que tenía la región Este cuando se aprobó en el 2014. Obviamente se necesitará presupuesto para consolidar grupos de investigación que hoy están ahí, consolidar las carreras que ya están y crear nuevas, aparte del fortalecimiento de la estructura no docente”.