“Han surgido nuevos conceptos de cultura y a ellos apuntaremos en la maestría”, resumió Hugo Achugar, escritor, crítico, docente y coordinador de la primera maestría en Políticas Culturales que se ofrece en el país. Los futuros magísteres se formarán en el Centro Universitario Regional del Este (CURE) de la Universidad de la República (Udelar), donde funciona también el polo de desarrollo universitario en Políticas Culturales y Políticas de la Cultura. En diálogo con la diaria, Achugar destacó que a diferencia de otras maestrías de la Udelar, más enfocadas en el desarrollo profesional, esta se concentra en el campo académico y justamente por eso es gratuita. Las inscripciones estarán abiertas hasta el 21 de junio y para esta primera cohorte el cupo es de 20 estudiantes.

Entre sus principales contenidos, la maestría propone trabajar temas como la conformación del campo de estudio; las articulaciones y tensiones entre el Estado, el mercado y la sociedad civil; el rol de las organizaciones internacionales y su impacto en la orientación de las políticas culturales; la impronta de los medios de comunicación; y la revisión de debates clásicos y contemporáneos en teoría cultural. El coordinador de la carrera detalló que “hay problemas que tienen que ver con acercamientos teóricos que van cambiando, o realidades políticas históricas que van cambiando en Uruguay y la región, que obligan a estudiar las políticas públicas culturales desde otros ángulos”.

Dentro de las realidades cambiantes del concepto, el docente comentó que “la cultura ya no es solamente la noción del siglo XIX de la ‘alta cultura’ como se entendía antes al teatro, las artes visuales, la danza, y otros; ahora han aparecido otras formas de entender la cultura, otras producciones culturales, por ejemplo los grafitis: podemos decir que son obras de arte, expresiones culturales populares o pasar la línea difícil de afirmar que son vandalismo”. Otro tema que ha variado mucho en los últimos años es la ciudadanía cultural: según Achugar, Uruguay busca separarse de la vieja postura que entendía a la cultura como el entretenimiento que tenía que ofrecer el Estado, en la que el ciudadano era un espectador pasivo “y eso fue cambiando, para pasar a ser más productor. Son discusiones teóricas y nuevas que se están dando”, afirmó.

Así como el campo teórico de la cultura se expandió con el paso de los años, también creció la cantidad de personas interesadas en estudiar el tema. En Uruguay había cursos de gestión cultural, después llegó la licenciatura en Gestión Cultural que ofrece el Centro Latinoamericano de Economía Humana (Claeh) y el diploma que ofrece la Udelar en el tema. A pesar del desarrollo académico, aún faltaba una oferta de posgrado que tuviera un nivel de maestría, opinó Achugar, quien estima que esta carrera del CURE es, además de la primera en Uruguay, pionera en la región.

El nivel de la maestría se refleja en sus docentes extranjeros: Luis Alberto Quevedo, uno de los directores de FLACSO Argentina; Lía Calabré, de la Fundação Casa de Rui Barbosa, del Ministerio de Cultura de Brasil; o Ticio Escobar, director del Museo del Barro de Asunción y ex ministro de Cultura de Paraguay. El curso está dividido en cuatro semestres con una modalidad “flexible”; según Achugar, “tal como están estructurados los seminarios y los cursos implican un día a la semana de tres horas presenciales”.

Más información: www.cure.edu.uy/ o a través del correo electrónico maestriapoliticasculturales@cure.edu.uy.