Saltar a contenido

Jorge Burgell

Martín Cauteruccio, el sábado, tras convertir del gol de la victoria de Peñarol ante Cerro, en el estadio Centenario.  · Foto: Agustín Fernández

Tomando confianza

Cerro le presentó dura lucha y hasta pudo ganarle, sin embargo el triunfo fue aurinegro por 2 a 1. Gastón Ramírez convirtió el primer gol y fabricó el segundo, ya cerca del final. Peñarol parece acostumbrarse a resolver bien lo que antes (con Ribas, con Púa) no hacía. El copero Cerro arma su equipo para la Libertadores y esboza buen rendimiento.
Sergio Blanco, el sábado, tras convertir el tercer gol de Nacional ante Cerro Largo en el Parque Central. · Foto: Pablo Nogueira

Síganme

Un triunfo inicial 3 a 1 ante Cerro Largo -con Mauricio Pereyra disimulando la falta de Lodeiro- hizo que Nacional siga trayendo a la rastra al resto. El partido ante los noresteños no fue un trámite, pero el resultado final fue consecuencia lógica de poderíos disímiles. Matute dio clase otra vez y lo secundó, bien despierto, Gustavo Varela.
Festejo de los jugadores de Uruguay tras el gol de Diego Lugano ante Costa Rica. / foto: efe,esteban dato  · Foto: Esteban Dato

Primera vuelta ganada, triunfo a la mano

El partido de ida del repechaje entre el quinto sudamericano y el cuarto de Centro, Norte América y el Caribe fue ganado por Uruguay 1 a 0, por lo que ahora (el miércoles a las 21.00) tanto sirve otra victoria como un empate para estar presentes en Sudáfrica. El resultado refleja lo mostrado en cancha y el tanteador pudo ser más amplio.
Matias Riquero, Guillermo Firpo y Damián Frascarelli ayer en el estadio Palermo · Foto: Pablo Nogueira

Retroceden un casillero

El partido no prometía maravillas pero dejaba espacio para esperar una lucha interesante, de dos equipos que aspiran a lo máximo y que se ubicaban segundo y tercero en la tabla de posiciones. Al final fue un partido de bajo nivel con poco para entusiasmar y una igualdad que condena a ambos a perder puntos que pueden ser decisivos en la recta final del Torneo Apertura.
Johnatan Charquero, Julio Rodríguez y Marcelo Palau, ayer , tras el tercer gol de Wanderers a Cerro en el Parque Viera.  · Foto: Javier Calvelo

9 puntos, 11 goles, 3 partidos

No hay dudas. Hay cierta bohemia, cierto placer por hacer las cosas bien en el equipo del rosarino Salvador Capitano. Ayer no hubo lujos, pero el 3-1 final refleja la superioridad que impusieron a un juvenil equipo cerrense que dio lucha.

Salvados con Balsas

A los 15 minutos Racing ganaba por dos goles. Los conocedores de fútbol de la hinchada de Nacional -seguramente los mismos que reprobaban con gritos a Luis Suárez- silbaban cada aparición de Sebastián Balsas. Y entonces, el delantero centro hizo dos goles, el primero de penal, y Ferro marcó un golazo. Tres puntos clave obtuvo Nacional, que venía de perder el invicto con River en la etapa pasada.

Nacional llegó al punto cero

Nacional llegó al comienzo del Torneo Apertura con tres puntos negativos por la sanción que debe cumplir debido a aquella invasión al campo de Jardines del Hipódromo por parte de decenas de sus hinchas menos pensantes. De entrada los recuperó al vencer 1-0 y con buen y muy buen juego pero sin poder llegar a la distancia tranquilizadora que le habría arrimado un segundo tanto, más allá de que fue muy superior al rival melense.