La educación es para hoy, no para mañana

Cuando entro a un salón de clase a impartir matemática, no pienso en el futuro, pienso en el hoy. No quiero que mis alumnos sean mejores ciudadanos del mañana, quiero que sean mejores ciudadanos hoy.