Saltar a contenido

Para seguirla

Es muy bueno que se haya realizado y se tenga a mano una propuesta de educación en diversidad sexual (aunque no tiene por qué ser única e incuestionable). El país lo necesita, pues no bastan las leyes para poder profundizar en los grandes avances que hemos tenido en esa materia y que son orgullo para nosotros y el mundo. Me parece que el texto de la Guía de educación y diversidad sexual cae en una contradicción interna, quizás aún no percibida.

Las etiquetas no liberan

No pensé que iba a concluir esto después de leer la guía didáctica Educación y diversidad sexual, siendo yo una total simpatizante y defensora de los derechos humanos de la diversidad y de los cambios que a nivel de la legislación ha tenido el país en estos asuntos, pero tengo que decir que no me convence.